// JavaScript Document

El bullying es un problema grave que debemos atender. Si bien en en los colegios y universidades se le debe prestar especial atención, también es importante saber cómo prevenir el bullying desde casa.

Algunas de las principales conductas que tiene el acosador, que es quien ejerce bullying sobre otros, son falta de control, una actitud impulsiva, intolerante e irritable, autoridad exagerada, imposición de sus puntos de vista, relaciones problemáticas y más.

De hecho, un acosador muchas veces pierde interés en los estudios y se condena a sí mismo al fracaso escolar. Como padres, debemos saber cómo afrontar tales conductas para evitar que nuestros hijos sufran esas consecuencias.

En este artículo presentaremos algunos consejos que puedes tener en cuenta y así prevenir el bullying desde casa.

#1: Buena comunicación

La formación que los niños reciben en casa es determinante en sus actitudes y comportamientos. Es importante tomarse el tiempo para prevenir el comportamiento de bullying y evitar que nuestros hijos de conviertan en bullies.

En este sentido, conversar con los niños es fundamental. Debemos preocuparnos por ayudarles a entender por qué es malo el bullying, cómo afecta a otros, cuáles son las consecuencias de acosar a otros niños.

Nuestros niños deben saber que el bullying afecta al acosado tanto como a acosador. Por tanto, es necesario ayudar a crecer emocionalmente a nuestros hijos desde casa, mediante la comunicación constante, la confianza y la relación entre padres e hijos.

#2: Enseñar la aceptación

Para prevenir el bullying desde casa resulta indispensable enseñarles a nuestros hijos que todos somos diferentes, y que esas diferencias nos hacen especiales y nos enriquecen, son parte de una identidad única.

Con la aceptación se fomenta la integración y la sana convivencia, es así como los niños serán capaces de internalizar que deben aceptar a otros y a sí mismos tal y como son, lo que les permitirá a la vez saber que los aspectos únicos no son y no deben ser motivos de burlas.

La aceptación también incluye el desarrollo del respeto a sí mismo y hacia los demás.

#3: Enseña con el ejemplo

Además de tener en cuenta los consejos anteriores, recuerda que los niños son espejo de sus padres, lo que significa que debes enseñar con el ejemplo.

Debes educar con valores, no solo diciendo lo que está bien y lo que está mal, sino practicando lo que estás enseñando, de lo contrario tus hijos no van a asimilar lo que quieres enseñarles y terminarán imitando tus actitudes y comportamientos.

Muéstrales cómo reaccionar ante el bullying y cómo no ser un bullie, comparte con ellos las experiencias en las que actuaste de forma positiva, como una persona respetuosa y tolerante.

#4: Cero violencia en casa

Se ha demostrado que la violencia muchas veces se hereda, muchos niños maltratados se convierten en maltratadores.

Es por ello que debemos alejarnos de la práctica de “enseñar a nuestros hijos a golpes”, no es necesario golpear a tus hijos para reprenderlos.  El maltrato infantil en la educación impide que los niños entiendan qué es lo que han hecho mal, y no comprenden qué deben mejorar debido al castigo físico y psicológico al ser violentados.

La violencia física sobre tus hijos, se replica en él hacia otros niños, la agresividad en el hogar incrementa las posibilidades de que tus hijos se conviertan en acosadores.

#5: Presta atención a tus hijos

Por lo general los niños no admiten que son bullies y que acosan a otros compañeros en la escuela. Pero si prestas atención podrás detectar conductas violentas o actitudes crueles.

De ser así toma acción inmediata y conversa con tus hijos para saber qué es lo que sucede. Cuando un niño manifiesta conductas de bullying hay problemas más profundos, como baja autoestima. Es así como llama la atención de los demás compañeros al molestar a otros y se siente mejor consigo mismo.

Así que no solo te centres en reprender a tus hijos, sino que necesitas prestar atención y descubrir qué es lo que lo está moviendo a comportarse de esa forma.

#6: Ayudar a desarrollar una buena autoestima

Este es otro punto importante, pues como hemos mencionado anteriormente, una baja autoestima puede ser la causa de las actitudes violentas y de acoso de nuestros hijos, debido a que es la forma en la que piensa que puede encajar.

De manera que, para prevenir el bullying desde casa debemos ayudar a que nuestros hijos desarrollen madurez emocional, que se acepten y respeten tal y como son.

El refuerzo positivo, permitirles que desarrollen sus gustos, escucharlos, brindarles acompañamiento y autonomía con buen equilibrio, ayudará a prevenir actitudes negativas.

Estos 6 consejos son especiales para la prevención del bullying, incluso si ya tu hijo está siendo víctima de actitudes violentas, que no puede o sabe controlar, también te servirán.

Tenlos en cuenta y ponlos en práctica, de esa manera podrás combatir este grave problema social que genera consecuencias tanto en víctimas como en victimarios, las cuales pueden extenderse hasta la edad adulta dificultándoles establecer interacciones sanas.