// JavaScript Document

Crianza positiva: conoce los fundamentos

La crianza positiva es una corriente específica para la educación de los niños. Es ideal para promover principios, ideales, para forjar el carácter de los niños y que tengan un sano desarrollo tanto físico y mental como emocional.

En este artículo, queremos presentarte todo lo relacionado a esta forma de educar a tus niñas y niños en casa para que puedan tener un desarrollo positivo y llegar a ser ciudadanas y ciudadanos plenos en la sociedad.

Pautas fundamentales de la crianza positiva

Esto se fundamenta en las siguientes pautas:

  • Manifestar amor y cariño hacía los niños.
  • Conocerlos, sus intereses, inquietudes y capacidades.
  • Respeto: si muestras respeto, le enseñarás a respetar también.
  • Ponerte a la altura de tus niños, así no se sentirá diferente a ti ni inferior.
  • Diferenciar y controlar tus amoricones, así los niños aprenderán de tu ejemplo.
  • Comunicación y sentido de pertenencia: es importante dialogar constantemente.
  • Autonomía: al ser capaz de hacer las cosas por sí mismos, el autoestima de ellos también aumenta.

Estrategias de la crianza positiva

Las pautas en las que se fundamenta la crianza positiva permiten elaborar una serie de estrategias. Nosotros vamos a compartirte 3 de ellas:

#1: Comunicación y escucha activa

Esta estrategia consiste en fomentar el diálogo entre padres de familia e hijos. Si tu niña o niño son educados con diálogo abierto, lograrás que desarrollen una autoestima sana, se sentirán importantes y valiosos.

Esta estrategia les ayudará a expresar sus opiniones y también a negociar las normas de la casa siempre con responsabilidad y respeto.

#2: Regulación emocional

Los padres de familia deben tener regulación emocional porque los niños aprenden con el ejemplo. Si eres capaz de controlar tus molestias a la hora de educar a tus hijos, lograrás mejores resultados en ellos.

La regulación emocional ayuda a entender mejor a los niños, al mismo tiempo que se les enseña a regular sus impulsos. Los padres de familia son modelos para los niños y ellos aprenden con tan solo mirarlos.

#3: Disciplina positiva

La disciplina positiva significa alejarnos de los castigos. Se centra en poner límites y concientizar a los niños de las consecuencias de sus actos y decisiones.

Con esta estrategia, se fomenta en ellos la autodisciplina. Es así que serán capaces de regular sus impulsos, de tomar decisiones con conciencia. Para esta estrategia, se dejan de aplicar los castigos que generan miedo y sumisión, y se marcan los límites y las consecuencias, de forma educativa.

Con la disciplina positiva, se le aporta estabilidad, seguridad y responsabilidad.

Beneficios de la crianza positiva

Si te preguntas por qué adoptar los fundamentos e implementar las estrategias de la crianza positiva, a continuación, te presentaremos los beneficios para tus hijos:

  • Aprenderán a respetar y tolerar a otras personas.
  • Sabrán cómo regular adecuadamente sus emociones.
  • Desarrollarán valores como proactividad, cooperación y responsabilidad.
  • Incrementarán la tolerancia a la frustración si las cosas no salen como esperaban.
  • Tendrán más habilidades para la gestión de sus emociones y para ponerse en el lugar de los demás.
  • Podrán relacionarse mejor con sus compañeras de colegios y otros niños en cualquier ambiente.

De igual forma, podrás ver mejoras en la autoestima y en sus logros académicos. Notarás que son capaces de resolver de forma positiva los conflictos, a través de la empatía y del diálogo.

Por último, ten en cuenta que  los niños más pequeños pueden estar en esa etapa de aprendizaje del lenguaje y la expresión; por eso, es importante usar palabras cortas a la hora de dialogar y educar.

De esa manera, podrán procesar mejor los diálogos e instrucciones. Evita los gritos, tonos alterados y cualquier manifestación de ira. Lo mejor es que transmitas cada mensaje de forma amable. De esa forma, evitarás que, durante la corrección, se pongan nerviosos y no asimilen el mensaje.